.

JRMora humor gráfico diario

20/9/08

L’ESCOLA DEL MAR DE PLATJA D’ARO, VICTIMA DE MOBBING INMOBILIARIO

PODEROSO CABALLERO DON DINERO

“El clandestino” aconseja mientras se lee el artículo poner de fondo el poema homónimo de Francisco de Quevedo, en la versión cantada por Paco Ibáñez.
Ameniza la lectura y ayuda a comprender.


Dando un paseo me acerco a correos, hace días que no recojo las “notitas” del banco.
¡Eeeps!, Amador hablando solo por la calle…, como sé que es un señor muy cuerdo salto con la clásica;
¡Buenos días muchacho! ¿Obras en casa?
No no, no es eso, estoy jodido, he dormido fatal, ando con pleitos.
Buenooooo, ya entiendo, ¿y?
Pues que me cierran L'Escola de Mar (única y fantástica casa de colonias de nuestro pueblecito OUTLET, 82 plazas para jóvenes con calefacción central, varios comedores, salas polivalentes, pista de baloncesto, columpios, 6000 metros cuadrados de bosque propio, etc. etc.)
Hostia, pues que cabrones…cuéntame.
Todo empezó en el 82, alquilamos la finca con un contrato del tipo “indefinido” (contrato que nadie cuestiona), funcionó como restaurante hasta el 84, como es lógico con la licencia municipal correspondiente. Decidimos entonces un giro importante en el negocio…, solicitamos un cambio de uso para pasar a ser “Casa de Colonias”, a lo que el ayuntamiento respondió emitiendo un documento de asentimiento. Ya ves, llevamos pagando desde entonces todos los impuestos municipales correspondientes, además de colaborar siempre que hemos sido requeridos por el ayuntamiento en actos de tipo cultural o relacionados con la naturaleza y el medio ambiente.
El gozo cayó en el pozo cuando hace cinco años la propiedad nos sorprendió pidiendo que nos fuéramos. Quedamos perplejos, al cabo de unos días respondimos que hiciesen una propuesta.
(Se supone que detrás del cambio de actitud de los propietarios hay una oferta escandalosa del depredador de turno para llenar el bosque de tochanas y cemento. Me viene a la memoria el macroproyecto urbanístico del Caleta Palace de otro, ¿o el mismo? promotor. Muchos tenemos la mosca en la oreja, es un secreto a voces que por aquí pulula una promotora no ajena a la sombra de uno de los hijos del gran hermano ¿?).
La respuesta fue subir el alquiler de forma desproporcionada y contraria a lo pactado en el contrato. Primer pleito que ganamos.
A continuación ofrecieron 60.000 € para que desapareciésemos, cantidad que no aceptamos.
La respuesta, poner una valla perimetral anulando el acceso por la carretera y reduciéndonos el espacio a 1.500 mts. edificación incluida, te recuerdo que la parcela tiene 6000. Segundo pleito que ganamos.
A continuación se presentan y desmontan, desguazan todos mis columpios y la pista de baloncesto. Tercer juicio que pierden, condena y multa por acoso inmobiliario.
Independientemente de la situación que disfrutamos con los propietarios, aparecen los del ayuntamiento (no cabe duda que presionados por la propiedad) y después de 25 años de escrupuloso respeto con la legalidad vigente y el pago de los correspondientes impuestos municipales nos dicen que la licencia de explotación no es correcta ya que el uso no se adecua al ¡¡¿plan de ordenamiento municipal?!!
Me tranquilizan muy poco manifestando que no me preocupe, que no es problema, que se va a retocar el plan urbanístico e incluirán el uso. (Última entrevista en noviembre del año pasado con el secretario municipal Sr.Angel).
Total que en marzo, el 15 exactamente, nos llega una carta del ayuntamiento en la que declara la actividad de mi negocio como "CLANDESTINA" e insta al inmediato cierre de actividad. (En este momento el secretario es otro).
¿Entiendes ahora porque voy hablando solo por la calle?, la injusticia esta ahí y me ha tocado de lleno.
Pues si, amigo, te entiendo perfectamente, si este pueblecito OUTLET fuese Nápoles se podría arreglar de otra forma, pero…
¡Ostras ostras!, me duele todo esto que te ocurre. Suerte en tu lucha por la supervivencia. Para cualquier socorro ya sabes donde encontrarme.
Nos vemos.
Y así, así, así nos encontramos que entre tanto “hem d’assolir la tasca” y “ja ho arreglarem”, términos que por esta tierra van a misa, los favoritismos y tropelías están a la orden del día.
Posiblemente en pocos años las únicas zonas verdes que nos queden serán las "rotondas" de nuestras carreteras.


Ahí queda eso para quien pueda interesar…
El Telf.. del acosado para cualquier información sobre el tema:
Amador Marín Gálvez 972660061/ 629 20 63 87

7 comentarios:

el vecino platja d´aro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el vecino platja d´aro dijo...

Es indignante lo que llega a ocurrir en este pueblo, seguro que hay gatos en cerrados en todo esto, y los promotores constructores seguro son cercanos a esta villa. Hay una pandilla de manipuladores. Viva el don dinero, la avaricia rompe el saco ojala este saco se rompiera saldrían todos los malos michos que hay dentro, que no son pocos.

Anónimo dijo...

Buenos días Doña Manolita. Conocemos a Amador ya que habíamos colaborado con el Grup de Natura Sterna en diferentes actividades hace algunos años. Sin duda esto que explicas me parece sorprendente. Me informaré desde el ayuntamiento para esclarecer los hechos y si cabe hablaremos con el mismo. Lo que está claro es que la Casa del Mar diversifica la oferta en nuestro municipio, y sensibiliza y educa a los escolares por el respeto al medio ambiente. Sin duda, una buena alternativa a los otros negocios de este municipio. Josep M.

Rosa dijo...

Colla de bandits, a China als que practiquen mobbing els afusellen en 24 hores.

The Other dijo...

AMADOR ESTEM AMB TU!!!!
PROU MOOBING!! PROU ESPECULACIO!!
COLLA DE MORTS DE GANA!!BANDITS!
SALVEM L´ESCOLA DEL MAR!!

Alex i Mayte

Sureña dijo...

Si es que no se libra nadie eh?...una pena la verdad, pero está visto que donde hay patrón no manda marinero...

Besicos

Anónimo dijo...

El "efecto Marbella" sigue expandiéndose.
Los politicos son unos "cagats" para asumir compromisos "humanos", de "razón", o de "justicia", en cambio son aguerridos, intrépidos y valientes cuando se trata de "pelas". Aunque lo primero les pueda costar solo sentirse personas, y lo segundo, incluso la carcel.